23 febrero 2017 | Hoteles

¿Turismo prestado o destino líder?

España viene batiendo récords año tras año en relación al número de visitantes que llegan al país buscando disfrutar de las bondades que ofrece nuestro país: sol y playa, gastronomía, paisajes, actividades deportivas, golf, y, por qué no decirlo, en busca de unos alojamientos hoteleros de calidad en la mayoría de los casos.

Regístrese y reciba alertas por correo Regístrese ahora
Inma Ranera
Managing Director - Spain & Portugal
En los peores años de la crisis económica fueron los establecimientos más dependientes de la demanda interna los que sufrieron las consecuencias en mayor medida, mientras que determinadas zonas turísticas o ciudades mejor posicionadas a nivel internacional, obtuvieron mejores réditos de esta menor dependencia del turismo nacional y de la economía interna. El sector turístico ha demostrado una vez más su resiliencia y como ejemplo, cabe destacar que la contribución del sector turismo al PIB prevista para 2016 es del 16.5%, lo que supone medio punto más que en el año anterior.

El total de turistas que visitaron España en 2016 fue de 75,3M, sin embargo, ¿sabemos qué porcentaje de estos millones de turistas que nos visitan son “prestados”? Parece obvio que las circunstancias geopolíticas en algunos países del Mediterráneo han restado muchos visitantes a países como Egipto, Túnez, Turquía o Grecia. Algunos, como Egipto o Grecia eran destinos consolidados ya con gobiernos que llevaban años apostando por la mejora de sus infraestructuras. Otros, como Turquía o Túnez, aparecieron hace unos años como destinos emergentes dispuestos a ejercer una potente competencia hacia España.  En el caso de Grecia, la recuperación de este destino parece estar ya en marcha.

El caso es que, en el momento en que dichos países mediterráneos hubiesen podido aprovechar la debilidad de una Europa afectada por la crisis, se vieron inmersos en conflictos que, lamentablemente, casi los borraron del mapa como destinos deseables debido a la inseguridad en la que se vieron inmersos. Sin embargo, todos esperamos que en algún momento vuelvan a recuperar la senda de la estabilidad y el crecimiento y, entonces ¿qué países elegirán los viajeros internacionales? ¿Cuáles serán entonces los destinos más demandados y más competitivos del Mediterráneo? Ésta y otras cuestiones sobre el turismo en el Mediterráneo serán las que debatiremos en la sesión “Southern Europe & Mediterranean Markets” del próximo 7 de Marzo en el transcurso del International Hotel Investment Forum (IHIF) que se celebrará como cada año en Berlín.

La industria hotelera española debería aprovechar la (triste) inestabilidad ajena para llevar a cabo las reformas pendientes de la planta hotelera, imposibles de financiar durante la crisis, una vez recuperada en gran medida la financiación disponible y no dejar pasar la ventajosa posición competitiva que sigue ostentando, acompañando la mejora de la planta hotelera con una estrategia clara en relación al target de visitantes que deseamos atraer a nuestro país, evitando que siga aumentando el turismo de baja calidad.

Desde Christie & Co creemos que el sector turístico en España debe prepararse para no vivir de prestado y consideramos que la mejor forma de hacerlo es no cejar nunca en el empeño de seguir mejorando día a día. Hay a quien no le parece bien que el país sea considerado “la Florida de Europa” y teniendo en cuenta que España no va a perder sus bondades mundialmente reconocidas (sol, playa, paisaje, gastronomía y profesionalidad del sector y creciente calidad de su planta hotelera), el objetivo debería estar en ser los mejores con diferencia.
 
Comments
Sin comentarios
Deje un comentario
 Security code