Cerca

Hemos actualizado nuestra política de protección de datos y nuestro Aviso de Procesamiento. Puede leerlo aquí.

17 septiembre 2018 | Hoteles

Hostels: la revolución del sector hotelero

En los últimos años se ha visto un crecimiento exponencial de un nuevo tipo de alojamiento: el albergue turístico, más conocido como Hostel.

Regístrese y reciba alertas por correo Regístrese ahora
En los últimos años se ha visto un crecimiento exponencial de un nuevo tipo de alojamiento: el albergue turístico, más conocido como Hostel.

Atrás ha quedado la idea del hostel como una opción de alojamiento de baja calidad, con habitaciones inhóspitas, baños desangelados y personal indolente. En los últimos tiempos se ha dado un paso adelante y se mira a este modelo de negocio de una manera mucho más atractiva, con un concepto más desarrollado y rompedor en el que predomina el diseño moderno y un cuidado interiorismo, ofreciendo una gran variedad de servicios y, además, promoviendo el buen ambiente entre sus huéspedes.

Es un hecho que este tipo de alojamiento gana más adeptos día a día. El turista cada vez busca una mejor relación calidad-precio y es muy posible que, con la próxima regulación de las viviendas de uso turístico, gran parte de la demanda generada por este tipo de viajeros (que buscan estancias más económicas) se desplace a este otro tipo de hospedaje, convirtiendo a los hostels en la alternativa perfecta a Airbnb o Home Away, entre otras. Prueba de ello es que, entre sus clientes más adeptos destaque el segmento millenial, que representa a día de hoy su mayor cuota de mercado.

La mayoría de los hostels ofrecen una amplia tipología de habitaciones, desde habitaciones con literas para 10 personas (o más) a habitaciones individuales. Por ello, en ciudades como Madrid o Barcelona los precios pueden oscilar entre los 10 y los 150 euros en un mismo establecimiento. Los hostels, además, se definen, no solo como un alojamiento, sino que, también ofrecen experiencias gastronómicas, eventos culturales y de ocio, zonas de trabajo y chill-out, etc.

El fenómeno hostel también ha llamado la atención de los fondos de inversión y cadenas internacionales, que están apostando por la inversión en este modelo de alojamiento, entre otras cosas, porque los hostels no requieren inversiones tan elevadas como los hoteles, aunque, sin embargo, las rentabilidades son bastante altas, superando incluso en algunos casos a las obtenidas por los hoteles. Un factor determinante a tener en cuenta es que los costes operativos de los hostels son más bajos que los de un hotel y esto resulta en un EBITDA superior. Además, el concepto hostel, en concordancia con la legislación vigente en España que concierte a este tipo de establecimientos, favorece la reconversión de edificios que, ya sea por tamaño o por las características del inmueble, no sean aptos para su uso hotelero, de oficinas o residencial.

Por todo ello, en los últimos años en España (especialmente en Madrid y Barcelona) se ha experimentado un boom de hostels con la aparición de nuevas cadenas y marcas.

Con el fin de conocer mejor y analizar más en detalle el creciente interés por este tipo de establecimientos, hemos entrevistado a Ignacio Requena, fundador de la cadena Room 007, cuya andadura en el negocio de los hostels comenzó en el 2010. La apertura de su primer establecimiento fue en el año 2012 (Room 007 Ventura), y antes de terminar ese mismo año, abrió su segundo establecimiento (Room 007 Chueca). Mas tarde, en 2016 continúa su expansión abriendo otro establecimiento en la Puerta del Sol (Room 007 Sol). Actualmente, tiene previstas 2 aperturas en Barcelona y Londres, y varios proyectos en marcha.
 
¿Cuál es el origen y por qué surge la cadena de hostels Room007?

Room007 surge con la idea de implantar en España conceptos que en Europa estaban muy desarrollados pero que no se habían introducido en nuestro país, a pesar de ser España uno de los principales destinos turísticos de Europa y del mundo. ¿Cómo era posible que no estuviera desarrollado un nicho de mercado como es el modelo de hostel, que cada vez tenía más éxito y más potencial cliente? Tras analizarlo detenidamente, consideramos que el potencial de crecimiento era muy importante, más teniendo en cuenta que en aquel momento la competencia y los desarrollos en el segmento eran escasos.

Si bien teníamos mucho en común con el sector hotelero, nuestra idea era crear algo más cercano y personal, huyendo de la impersonalidad que muchas veces caracteriza a los hoteles.

Al final, tras muchas valoraciones, decidimos lanzarnos. La decisión fue también, en gran parte, una apuesta personal, porque entendíamos que el sector turístico necesitaba un cambio. Personalmente, pienso que el sector turístico es un segmento en constante evolución, que hay que seguir desarrollando, aunque no todos podamos hacer lo mismo. Una de las cosas más importantes para mí con este proyecto a día de hoy es, precisamente, volver a reinventar las bases que en su momento establecimos y aplicamos, con la intención de darle la vuelta a todo.

¿Qué diferencia a los hostels de los hoteles, tanto desde el punto de vista operativo como inversor?

A nivel operativo, la mayor diferencia entre uno y otro son los servicios. Una persona que va a un hotel quiere unos determinados servicios: un servicio de spa, un servicio de habitaciones, etc. Tampoco considero que esa sea la razón nuclear por la que la gente acude a los hoteles, a fin de cuentas, la gente lo que quiere es un lugar en el que dormir y ducharse, porque realmente, es la esencia del hospedaje, y donde incluyo desde Airbnb hasta hoteles de 5 estrellas. Sabiendo esto, luego cada cliente elige una serie de servicios y facilidades.

Hay personas que buscan independencia, o disponer de su propio salón y su cocina, y por eso van a un apartamento. Por otro lado, hay otras personas que buscan un lugar en el que se lo den todo hecho, con piscina, sauna, gimnasio y servicio de habitaciones, y disponer de su intimidad y su espacio, razón por la cual, van a un hotel. Al margen de ambos, encontramos a otro tipo de cliente, que lo que busca es vivir la ciudad y conocer gente, y es a este tipo de cliente al que se dirige el modelo de hostel.   

Desde el punto de vista de la inversión, la idea de invertir en el segmento hostel lo resumiría en un plan de diversificación. Como inversor, creo que hay que disponer de un porfolio de activos diversificado: oficinas, hoteles, hostels, etc.

Profundizando un poco más, y abordando el tema de la rentabilidad, los costes de un hostel son generalmente inferiores a los de un hotel, aunque todo depende mucho de la organización y la planificación. No hay que ver una inversión en un hostel como si fuera la panacea, pues tampoco es así, se trata de otro modelo de negocio que, a su vez, requiere mucha dedicación y trabajo para que, efectivamente, esos costes sean más bajos a la vez que ofreces los mejores servicios. Se trata de un modelo rentable, si se gestiona adecuadamente, y no rentable si no está bien gestionado, como todos los negocios.

Con la aparición de nuevas cadenas de hostels, como Room007, podemos apreciar una transformación de 360 grados respecto a la anticuada percepción que se tenía de este tipo de alojamiento, ¿Podría definir esa transformación? ¿Cómo es el nuevo concepto de hostel y qué lo une tanto al segmento millennials? 

Se está cubriendo una necesidad que no estaba satisfecha completamente en nuestro país. Creo que eso está haciendo que mucha gente que antes se decantaba por un tipo de establecimiento determinado, conozca un nuevo tipo de alojamiento, lo pruebe y le guste y se convierta en uno más de los múltiples usuarios los hostels (familias, parejas, corporate, etc.)

Dentro del segmento millennial existen muchos subpúblicos, pero al final se trata de un modelo de vida. El cliente millennial es un tipo de persona al que, por lo general, le gusta decidir a última hora en función de sus circunstancias en ese momento determinado, lo cual lleva a que en ciertos momentos le sea válido un establecimiento de 3 o 4 estrellas; en otro quizás precisará de un apartamento turístico y en otra ocasión lo que buscará será un hostel. Dependiendo de las necesidades que tenga en cada momento, elegirá una cosa u otra, teniendo en cuenta que lo importante es su vida y sus experiencias, siendo estrictamente fiel a sus necesidades. Por eso, para mí y para Room 007, se trata de un tipo de cliente muy importante, ya que es un cliente muy exigente, pero a la vez muy fiel y muy agradecido, al que, si lo tratas bien, responderá muy positivamente. Una de las razones de esa exigencia, desde mi punto de vista, es la cantidad de información que tiene a su alcance (algo muy positivo) ya que te obliga estar siempre innovando y buscando la manera de poder satisfacerle. Por otro lado, es muy importante para este tipo de público que tú como hostel puedas darle más (servicios) por menos (dinero), algo que nosotros intentamos, y creemos que logramos.

La cartera de Room 007 se estrenó en Madrid donde actualmente disponen de tres establecimientos, además, tienen previstas próximas aperturas en Barcelona y Londres. ¿Qué otras ciudades españolas o europeas considera que serían una buena apuesta para la apertura de nuevos hostels?

Como inversor yo me centraría en ciudades principales. En España, obviamente Madrid y Barcelona, pero incluiría también Málaga, Valencia, Sevilla y Bilbao. En definitiva, principales núcleos, que son los que atraen al público millennial. En cuanto a ciudades europeas, más de lo mismo, esencialmente capitales. Desde Room007 estamos apostando por Londres, pero no descartamos otras capitales como París o Milán, por poner algunos ejemplos.

¿Qué perspectiva tiene usted sobre el crecimiento del segmento hostel en España? ¿Cree que afectará de algún modo en su crecimiento la regulación de los apartamentos de uso turístico?

La perspectiva de crecimiento del sector hostel en España diría que es infinita. Con infinito no me refiero únicamente a que se abran más unidades, si bien es cierto que se tienen que abrir más hostels, sino a que hay que reinventarse, y todo lo que ahora tenemos encima de la mesa probablemente en 5 años haya cambiado por completo, ya sea por los avances de la tecnología, o por las expectativas del consumidor. Solo hay que mirar cómo han cambiado las cosas en los 10 últimos años, y asusta, por eso hay que innovar continuamente y ponerlo todo en duda.

Respecto a apartamentos turísticos, pienso que es imprescindible que cualquier tipo de alojamiento esté profesionalizado, ya que la competencia es más que bienvenida, pero siempre que se compita en igualdad de condiciones.

El Entrevistado

Ignacio Requena, CEO del grupo Room 007 Hotel & Hostels

room007.jpgIgnacio es CEO del Grupo Room 007, que engloba las siguiente marcas: Room 007 Hostels, Room 007 Premium, Room 007 Select y su marca en el área de la restauración, Saporem. Previamente había formado parte de LookHotels como Consultor Patrimonial y de Inversiones, combinándolo con su participación el departamento de Estrategia y Desarrollo de Requena y Plaza

El Autor

Jaime Prada, Hotel Broker, Christie & Co España y Portugal

Jaime.jpgJaime es licenciado en Business Administration in International Hotel Management por la Escuela Internacional de Dirección Hotelera Les Roches Marbella, y tiene experiencia profesional internacional en países como Reino Unido, Qatar, Hungría y España. Antes de unirse a Christie & Co, Jaime ganó experiencia en el ámbito hotelero internacional, en primer lugar, en el área operativa en el Hotel Saint Regis Doha (Qatar), donde pudo conocer en profundidad el funcionamiento y la industria hotelera de lujo. Más adelante, fue seleccionado para un programa de M.I.T. por la cadena de hoteles Kempinski en Budapest (Hungría), en el cual se preparó para desempeñar posiciones de liderazgo en la dirección del hotel.
Comments
Sin comentarios
Deje un comentario
 Security code